riesgos viajar

Riesgos de viajar

Viajar te pone en situaciones de riesgo, al menos eso es lo que dicen aquellas personas que nunca han salido de su zona de confort.

Es cierto, cuando viajamos expuesto a diversos riesgos y muchas cosas pueden salir mal en un viaje pero eso no es razón para dejar de viajar.

Los errores nos sirven para aprender y los riesgos de viajar pueden disminuir si sabes a lo que te enfrentas.

Continúa leyendo para conocer los riesgos a los que están expuestos los viajeros y cómo prevenirlos.

Para hacer más sencilla esta guía he dividido las cosas que pueden salir mal durante un viaje en dos de acuerdo a su criticidad.

Advertencia: Este artículo es muy largo así que léelo cuando tengas tiempo.

Principales riesgos de viajar

caminar aeropuerto

Los peligros que encontrarás en este listado son los más peligrosos para los viajeros por lo que te recomiendo que prestes mucha atención.

Ser estafado

Las estafas pueden ocurrir en cualquier país, no importa si estás en uno de los países más modernos de Europa o en el Sudeste asiático.

En algunos casos los estafadores tratarán de llevarse un poco o todo tu dinero, clonar tus tarjetas, robar tus documentos personales, etc.

¿Cómo prevenirlo?

Hay tantas formas en que puedes ser engañado que es necesario leer un artículo completo sobre este tema.

Si quieres saber más leer mi guía con las 15 estafas de viaje más comunes.

Perder un vuelo

Luego de haber dedicado mucho tiempo buscando un pasaje de avión barato, no hay nada peor que llegar tarde al aeropuerto o quedarse dormido.

Lo mismo ocurre cuando viajas en bus o en tren, sin embargo, debemos llegar con mayor anticipación a un aeropuerto, además los pasajes en avión suelen ser más costosos.

¿Cómo prevenirlo?

Lo primero que debemos es hacer un checklist de viaje para estar seguros de que no estar olvidando nada importante.

Luego, si tenemos un viaje que sea muy temprano es posible que tengas que dormir en el aeropuerto, no querrás contarles a tus amigos que no viajaste por dormir “5 minutos más”.

Es posible que no puedas viajar porque tu vuelo se cancele, en ese caso, al no ser tu responsabilidad deberás de contactarte con el personal de la aerolínea en la que compraste tu pasaje de avión para que te ofrezca alguna alternativa.

En caso tengas problemas puedes utilizar el servicio de ayuda gratuita de AirHelp, quienes te brindarán asesoría personalizada dependiendo de la situación. Conoce más aquí.

Ser deportado

Puedes haber logrado abordar tu avión pero cuando aterrizas y llega el momento de pasar por control migratorio, en ese momento algo ocurre para que el oficial de inmigración decida que no puedes ingresar a ese país.

Hay varios motivos por los que te podrían denegar el ingreso a un país, los más comunes son los siguientes.

  • No tener el visado necesario.
  • Estar nervioso durante las preguntas del oficial de inmigración.
  • No poder sustentar que tienes dinero para visitar dicho país.
  • Contar con antecedentes criminales.

¿Cómo prevenirlo?

Ya que no todos los casos son iguales veamos cómo evitar ser deportado en cada uno de los casos que acabo de mencionar.

Es cierto que mientras más fuerte sea tu pasaporte requerirás visados en menos países, esto no quiere decir que debas confiarte y viajar sin averiguar los visados necesarios. De tener un vuelo con escalas también es necesario saber si se requiere de visa en los países donde realizarás escala.

Si eres una persona que se pone nerviosa durante una entrevista, te puede ayudar saber cuáles las preguntas típicas en migraciones. Mayormente hacen las mismas preguntas a todas las personas.

También es necesario saber cómo llevar tu dinero durante un viaje y poder presentarlo a un oficial de inmigración en caso lo requiera.

Que pierdan tu equipaje

Una de las cosas que más asustan durante un viaje es cuando aterrizas y esperas que tu equipaje salga de las fajas transportadoras pero luego de unos minutos te das cuenta que tu equipaje no aparece.

En ese caso es posible que tu equipaje haya terminado en otro lugar del mundo o que otro pasajero haya agarrado tu maleta porque es exactamente igual a la suya.

¿Cómo prevenirlo?

Lo primero que debemos hacer es aceptar que está fuera de nuestro control que nuestro equipaje haya sido enviado por error a otro aeropuerto, es entonces cuando podemos pensar en soluciones.

Cuando estás seguro que tu equipaje no ha sido entregado por la faja transportadora debes dirigirte a la oficina de equipaje perdido. Puedes pedirle a un trabajador del aeropuerto que te indique donde se ubica dicha oficina.

Luego de reportar tu equipaje como perdido y haber dado tus datos de contacto no te quedará más que esperar a que tu equipaje facturado sea localizado.

Como ese proceso puede durar uno o varios días, al momento de empacar tu maleta se recomienda que siempre incluyas un poco de ropa y útiles de aseo en tu maleta de mano. No hace falta que guardes toda la ropa de tu viaje en tu equipaje de mano, basta con empacar lo suficiente para uno o dos días.

También hay seguros de viaje que te pagan una cierta cantidad de dinero cuando tu equipaje es perdido durante tu vuelo, este dinero se entrega con la finalidad de que compres ropa y otros útiles que te servirán mientras aparece tu equipaje.

Sin embargo, si quieres eliminar completamente el riesgo de que tu equipaje se pierda en el aeropuerto debes aprender a viajar únicamente con equipaje de mano.

Hay mochileros que recorren el mundo con una pequeña mochila, si ellos puedes hacer eso tu puedes disfrutar tus vacaciones sin empacar en exceso.

Perder tu pasaporte

Cuando nos encontramos en el extranjero nuestro pasaporte se convierte en nuestro documento de identidad.

En el pasaporte se encuentra nuestra información personas y los visados necesarios para nuestro viaje, además que necesitaremos mostrarlo cuando un policía o agentes de pasaporte lo requiera.

Sin nuestro pasaporte tendremos problemas para continuar nuestro viaje.

¿Cómo prevenirlo?

Es sumamente importante seguir unos consejos de seguridad para prevenir el robo o pérdida del pasaporte.

Enfermarse

Me da vergüenza admitir que cuando era niño me gustaba enfermarme para faltar a la escuela pero es lo que menos deseo cuando estoy de viaje.

Cuando te enfermas durante un viaje no podrás hacer todas las actividades que tenías en tu itinerario de viaje, incluso es posible que necesites atención médica lo que significa un costo adicional.

¿Cómo prevenirlo?

Debemos cuidar nuestra salud en todo momento, especialmente antes y durante nuestro viaje.

Conoce las vacunas necesarias para viajar y vacúnate con anticipación.

Además es buena idea contratar un seguro de viajes ya que es mejor tener un seguro y no utilizarlo a tener que pagar las cuentas cuando te enfermas durante un viaje.

Ser arrestado

Quiero creer que a nadie le gustaría tener problemas con la policía, especialmente cuando se trata de un crimen que no cometieron o, en el caso de los viajeros, por transportar objetos o productos no adquiridos por ellos mismos.

Estos productos pueden tener algún producto ilegal o drogas, en cualquier caso puedes terminar encarcelado por tener exceso de confianza.

¿Cómo prevenirlo?

Nunca aceptes llevar en tu equipaje un objeto que no sea tuyo, no importa cuán inocente pueda parecer dicho objeto.

Esto tenlo en cuenta cuando estés en el aeropuerto o cuando alguna persona que conociste en un hostel o algún otro lugar te pide que lleves algún objeto o producto a un amigo o familiar.

Quedarte sin alojamiento

Conseguir un lugar donde pasar la noche es de gran importancia, no importa si se trata de un alojamiento económico o un hotel de lujo, en cualquier caso necesitamos un lugar donde dormir.

El problema sucede cuando viajamos a una determinada ciudad sin haber reservado alojamiento con anticipación, si viajamos durante la temporada baja es probable que sí encontremos un alojamiento donde dormir.

Sin embargo, en temporada alta será difícil encontrar un lugar donde dormir y probablemente solo los hoteles más costosos tendrán disponibilidad.

¿Cómo prevenirlo?

Evita realizar tus reservas de alojamiento en el último momento. Si sabes que viajarás durante la temporada alta procura realizar tus reservas con al menos 3 meses de anticipación.

También es buena idea que utilices Couchsurfing para mandar solicitudes de alojamiento (y esperar que alguien acepte)

Perder tu celular

En nuestro celular podemos tener varias aplicaciones útiles para viajar pero no servirán de nada si pierdes tu celular o es robado durante nuestro viaje.

Además, en ocasiones pagamos mucho dinero por un celular con buena cámara para nuestros viajes.

¿Cómo prevenirlo?

Es mejor prevenir antes que lamentar así que antes de viajar te recomiendo que utilices un servicio de almacenamiento en la nube como iCloud, Google Drive o Dropbox para sincronizar tus fotos en la nube durante tu viaje.

De esa forma aunque pierdas tu celular podrás recuperar las fotos y videos que has tomado hasta ese momento.

Durante tu viaje sigue los siguientes consejos:

  • Evita caminar por la calle mostrando tu celular, cuando quieres dirigirte a algún lugar es mejor hacer un croquis en lugar de estar viendo el GPS a cada momento.
  • Nunca dejes tu celular encima de la mesa de un restaurante/café.
  • Ten tu celular cerca cuando estés en una aglomeración de personas porque puede haber carteristas cerca.

No querer regresar

Viajar es una experiencia maravillosa con muchos beneficios. Es por eso que no es de sorprenderse que no quieras regresar a trabajar luego de unas largas vacaciones.

Puede sonar curioso pero el problema no es querer continuar viajando sino que el verdadero problema es no cumplir tus sueños.

¿Cómo prevenirlo?

Si sientes que viajar es tu pasión comienza a buscar un trabajo que te pague por viajar y cuando el momento sea oportuno renuncia a tu trabajo de oficina para comenzar a hacer lo que te apasiona.

Otros riesgos de viajar

Acabas de leer los 10 riesgos que pueden ocasionarte más problemas al viajar pero eso no quiere decir que sean lo único malo que te puede ocurrir durante tu viaje.

Estoy seguro que la lista con todos los riesgos de viajar es interminable y aquí podrás ver más riesgos que aunque son menos frecuentes podrían sucederte.

Descubrir que eres claustrofóbico

Es posible que sea la primera vez que viajaras en un avión o, aunque ya has tenido otros viajes en el pasado, nunca habías estado en un viaje largo.

De un momento a otro comienzas a desesperarte y no hay forma de viajar del avión cuando ha despegado.

En mi experiencia debo decir que cuando viaje de Frankfurt (Alemania) a Seúl (Corea del Sur) mi vuelo duró poco más de 12 horas y luego de la décima hora comencé a desesperarme un poco porque ya había comido y dormido y ya no sabía que más hacer.

¿Cómo prevenirlo?

Es difícil prepararse para algo que no se conoce y en este caso en particular hay poco que podamos hacer.

Podemos empacar una pastilla para dormir o intentar realizar alguna técnica de relajación.

Descubrir que eres alérgico a algún alimento

Una de las cosas que más amo de viajar es la posibilidad de comer alimentos exóticos en cada nuevo lugar. El problema es que no siempre se sabe los ingredientes de esos alimentos y podemos ser alérgicos a alguno de ellos.

¿Cómo prevenirlo?

Lo mejor que podemos hacer es tomar medidas preventivas como realizar una prueba de alergias en sangre para conocer a qué sustancias somos alérgicos.

Una vez que conozcamos nuestras alergias podemos empacar la medicación necesaria para nuestro viaje.

Cuando vayas a comer a algún lado, no olvides preguntar si la comida incluye el ingrediente al que eres alérgico.

Perderse

Una de las cosas que usualmente recomiendo a las personas que viajan solas es perderse por las calles de la ciudad en la que se encuentran.

El problema ocurre cuando hay personas que caminan sin rumbo por tanto tiempo que se olvidan regresar a donde comenzaron a caminar o no saben cómo regresar a su alojamiento.

También es posible que hayan intentado utilizar el transporte público y se perdieron (más de uno se sentirá identificado).

¿Cómo prevenirlo?

Hay algunas formas en las que podemos evitar perdernos en otra ciudad, a continuación te muestro las más importantes.

  • Es necesario tener un buen sentido de la orientación y saber utilizar el transporte público de la ciudad en la que te encuentras.
  • También puedes preguntar a alguna persona que te indique como llegar a determinar lugar. En ese caso será de gran ayuda que conozcas el idioma que se habla en dicho lugar.
  • Si tienes internet en tu celular puedes utilizar Google Maps para que te indique cómo llegar a donde tú quieres o pedir un taxi.

Vivir una huelga de transporte

Es posible que en algún momento de tu viaje te encuentres con una huelga de transportes.

Cuando eso ocurre se vuelve realmente difícil poder transportarse desde y hacia el aeropuerto así como a otros lugares dentro de la ciudad.

En algunos casos la desesperación por llegar a tu destino es tan grande que te sientes tentado a caminar para llegar a tu destino, aunque esté a varios kilómetros de distancia.

¿Cómo prevenirlo?

Lo recomendable es no viajar a determinado lugar en las fechas en que se realice una huelga de transporte, sin embargo, la mayoría de veces no sabemos cuándo se realizará una huelga de transporte.

Por experiencia personal te cuento que si viajas a Paris las huelgas son recurrentes y puedes encontrar su calendario de huelgas en internet.

En el resto de casos es mejor preguntar a personas locales si saben de alguna huelga programada para el día que tengas que ir al aeropuerto (la fecha más crítica de tu viaje). De ser así tendrás que dirigirte al aeropuerto con varias horas de anticipación y tomar taxi en caso no encuentres transporte público.

En mi caso demoré más de 3 horas para llegar al aeropuerto Charles de Gaulle en lugar de 50 minutos.

No tener internet

Estar sin internet no es lo peor que te puede pasar durante un viaje pero sí puede ser un problema cuando quieres utilizar alguna aplicación de celular durante tu viaje.

Ver videos o subir fotos a tus redes sociales puede estar en un segundo plano durante tu viaje.

¿Cómo prevenirlo?

  • Puedes comprar una sim card cuando aterrizas en un nuevo país o comprar un chip de internet internacional desde tu casa para que lo tengas contigo desde antes de viajar.
  • Si viajas a Europa es probable que encuentren wifi gratuito en los parques o espacios públicos.
  • Puedes tener internet gratis en restaurantes y alojamientos.

No poder ver la atracción que querías

Cada persona tiene su propio estilo cuando viaja, hay quienes les gustan planear cada detalle de su viaje al milímetro, hay otras que van descubriendo las actividades que hay en cada destino durante su viaje y hay personas que están en un punto medio.

No importa el tipo de persona que seas, si no llegar a ver la atracción que querías de seguro te dará mucha rabia.

Esto usualmente sucede por trabajos de mantenimiento o por visitar una atracción el día que está cerrada.

¿Cómo prevenirlo?

Básicamente puedes prevenir este riesgo si planificas un itinerario de viaje teniendo en cuenta los días que cierran las atracciones.

Otra opción es tener un plan B, es decir, poder reorganizar tus actividades o buscar otro atractivo turístico para visitar.

Sufrir un accidente

La probabilidad de sufrir un accidente es baja, incluso mucho menor que enfermarse, sin embargo el impacto de accidentarse en el extranjero puede ser catastrófico.

Además de que se gastará mucho dinero en atención médica, debemos de considerar el efecto sicológico de estar a miles de kilómetros de nuestra familia y amigos.

¿Cómo prevenirlo?

  • Para empezar debes evitar realizar deportes extremos ya que es cuando hay mayor probabilidad de tener un accidente.
  • Cuando realices actividades al aire libre asegúrate de usar el calzado adecuado para evitar resbalones o caídas.
  • Contrata un seguro médico antes de viajar, incluso si no lo llegas a utilizar.

Olvidar lo que hiciste el día anterior

Esta es solo otra forma de decir que no tomes en exceso porque te puedes terminar arrepintiendo el día siguiente.

Quizás no te ocurra lo mismo que en la película “¿Qué pasó ayer?” pero puede ser que descubras que tu billetera y otras pertenencias han sido robadas.

¿Cómo prevenirlo?

No hace falta ningún truco para evitar este problema, solo tienes que usar el sentido común tal como verás a continuación.

  • Conocer tus propios límites.
  • No tomar con desconocidos.
  • Si iras a un bar o una discoteca solo lleva la cantidad de dinero necesaria.

Equivocarte de alojamiento

Sé que suena algo casi imposible que sucedan pero puede suceder, es más, me pasó a mi cuando visitaba Moscú (Rusia).

Resulta que el alojamiento que había reservado tenía una palabra menos que el nombre del alojamiento al que me envió el GPS.

Fue debido a este error en el nombre que terminé en el hotel equivocado. Incluso fui a la recepción a hacer check-in y me asusté cuando me dijeron que no tenían reserva a mi nombre.

También podrías equivocarte de alojamiento o dirección cuando dicho establecimiento no tiene actualizado sus datos en internet.

¿Cómo prevenirlo?

Sigue estos tips para asegurarte de llegar al hotel, hostel o Airbnb correcto.

  • Verifica que la dirección del alojamiento sea la misma en la página donde hayas realizado la reservación que en las redes sociales del establecimiento. Si eso no ocurre ponte en contacto con el alojamiento.
  • Si buscarás el hotel con tu GPS asegúrate que la dirección sea correcta.
  • Cuando vayas a buscar cómo llegar al alojamiento, preferiblemente escribe la dirección del alojamiento en lugar de buscarlo por su nombre.

Equivocarte en el cambio de divisa

Muchos países utilizan sus propias divisas, por lo que al momento de que quieras realizar alguna compra comienzas a calcular cuánto cuesta eso que quieres comprar en tu moneda.

Por ejemplo si eres de Perú y viajas a Europa y veas un producto en euros, tu mente hará el tipo de cambio de euros a soles o incluso de euros a dólares y luego a soles.

Esto te da una idea de qué tan costoso es un producto, el problema ocurre cuando te equivocas en el tipo de cambio y piensas que algo es más barato de lo que en verdad es.

Personalmente me he llegado a confundir cuando tengo que lidiar con “pesos” ya que existe el peso mexicano, peso colombiano, peso chileno, etc. Lo peor de todo es que cada uno tiene distinto valor.

¿Cómo prevenirlo?

Hay dos alternativas que son realmente sencillas.

  • Apuntar cuál es el tipo de cambio referencial entre tu divisa y la del país o países que visitas.
  • Buscar dicha información en Google. Solo tienes que buscar “tipo de cambio de… a…”

Si quieres ser más precavido nunca compres nada en el extranjero si no estás seguro de cuánto costaría en tu moneda local.

No llevar la ropa adecuada

No hay mucho que decir al respecto ya que si empacas ropa de verano para visitar un lugar que está a 0 C tendrás que ir corriendo a la tienda más cercana a comprar ropa adecuada.

¿Cómo prevenirlo?

Cuando realices tu itinerario de viaje investiga sobre el clima en el lugar que visitarás para saber si es verano o invierno así como saber si suele llover o nevar en esa época.

Además, aprende cómo preparar tu equipaje para un viaje de invierno.

Puedes pensar que solo necesitas incluir un par de abrigos pero la verdad es que es muy diferente a cuando tenemos que empacar para un viaje de verano.

Quedarse sin dinero

Hasta este momento hemos hablado sobre robos y estafas pero en ocasiones terminamos gastando nuestro dinero antes de que se termine nuestro viaje y no saber qué que hacer luego.

¿Cómo prevenirlo?

Si en este momento te encuentras viajando y te quedas sin dinero no tienes otra opción que pedir dinero a algún amigo o familiar a través de un giro de dinero.

Asegúrate que la empresa en la que se realizará el giro de dinero esté disponible en el país donde se realizará el giro y el país en donde se recogerá.

En cambio, si aún no viajas tienes algunas otras opciones disponibles como:         

Ley de Murphy

ley murphy

Luego de haber leído sobre más de 20 cosas que pueden salir mal en un viaje comienzas a entender la ley de Murphy, conocida por su famosa frase “si algo puede salir mal, lo hará”.

Esto no quiere decir que debas dejar de viajar. Por el contrario, debes estar preparado para lo inesperado y confiar en tu instinto cuando no sepas qué hacer.