Amsterdam niños

Qué hacer en Ámsterdam con niños

Años atrás nunca se me hubiera ocurrido viajar con niños a Ámsterdam, ¿la razón? Lugares como el Barrio Rojo y los “cafés” de la ciudad me hacían pensar que Ámsterdam no era una ciudad para niños.

Si he hablado en tiempo pasado ha sido porque he descubierto que Ámsterdam tiene muchas más cosas que valen la pena conocer que son impresionantes y amigables con los niños.

Antes de ver las mejores cosas que hacer en Ámsterdam con niños, quiero que sepas que las actividades que figuran en esta artículo son pensados exclusivamente para realizar con niños y niños pequeños pero tú y yo sabemos que los adultos también queremos divertirnos.

Es por eso que te puede interesar:

Otro punto a tener en cuenta es la importancia de aprender sobre cómo desplazarnos en Ámsterdam, dónde dormir, dónde comer, excursiones, etc. Toda esa información la encuentras de forma gratuita en la guía de viaje a Ámsterdam.

Sin más preámbulo veamos la selección de Latin Traveler de las mejoras actividades que puedes realizar con niños en Ámsterdam.

Visitar el Hortus Botánicus

Hortus Botanicus

El Jardín Botánico de Ámsterdam (en neerlandés, Hortus Botánicus) cuenta con diversidad de invernaderos en los que podrás conocer gran variedad de plantas de diversos climas y diferentes lugares del mundo.

Si viajas con niños pequeños se sorprenderán al ver la gran diversidad de palmeras, incluyendo la palmera más vieja del mundo. Otra atracción que será de interés a los niños es la casa de las mariposas.

Puedes encontrar más información en su página oficial.

Conocer la ciudad en autobús turístico

Ámsterdam es una ciudad que vale la pena recorrerla a pie, sin embargo, cuando viajas con niños esto puede ser una labor complicada, especialmente si viajas con niños pequeños.

El autobús turístico que recorre Ámsterdam te llevará por los principales puntos de interés de la ciudad en tan solo 70 minutos e incluye audioguía en español.

Otro punto a tener en cuenta es que podrás subir y bajar del autobús las veces que quieras durante la vigencia de tu reserva.

Revisa la disponibilidad del autobús turístico aquí.

Ten un picnic en Begijnhof

Begijnhof Amsterdam

El Begijnhof (beaterio) de Ámsterdam era un lugar donde habitaban las beatas, en palabras simples, un lugar donde vivían mujeres dedicadas a la alabanza a Dios sin depender de la iglesia.

Lo mejor de visitar el Begijnhof es poder tener un picnic en su famoso patio y disfrutar de un momento de tranquilidad, algo que parece difícil de lograr si tienes en cuenta la cercanía de este lugar con la Plaza Dam.

Es una buena opción visitar este lugar alrededor del mediodía para dar la oportunidad a los niños de descansar, recuerda que ellos no caminan tanto como tú.

Visitar el museo de cera

Son pocas las oportunidades de encontrarse con alguna celebridad, incluso si te encuentras en Hollywood. Es por eso que el museo Madame Tussauds de Ámsterdam es la oportunidad perfecta para que tanto niños como adultos puedan pasar un momento divertido viendo las representaciones de cera de sus personajes favoritos.

En este museo encontrarás pintores, cantantes, deportistas, personas de películas y otros artistas famosos tan reales que te costará creer que son representaciones de cera.

Evita las largas colas en la taquilla del museo comprando tu entrada aquí.

Realiza una excursión a Zaanse Schans

Zaanse Schans

Ubicada en la zona norte de Holanda, Zaanse Schans es conocida como la ciudad de los molinos, creo que no hace falta explicar el origen de ese nombre, tan solo basta con llegar a ese pueblo para darse cuenta de la hermosura que tienen los molinos de Zaanse Schans.

El pueblo parece un museo al aire libre, un lugar donde puedes pasar medio día caminando al lado de sus canales a la vez que aprecias sus románticos canales y tulipanes. Además se encuentra a tan solo 20 kilómetros de Amsterdam.

Otras actividades que puedes realizar en Zaanse Schans son la degustación de quesos (algo típico en cualquier lugar de Holanda) y aprender sobre la elaboración de zuecos de madera.

Reserva tu excursión a Zaanse Schans aquí.

Visita el Artis Royal Zoo

Este museo ubicado en el corazón de Ámsterdam es sin lugar a duda único en su tipo. Además de contener gran diversidad de fauna de diversas partes del mundo, los niños y adultos pueden disfrutar de otras actividades en el zoológico.

Algunas de estas actividades son:

  • Conciertos.
  • Picnics.
  • Visitas guiadas durante la noche.

Además el zoológico cuenta con el “Museo Micropia”, el cual está dedicado a enseñarnos sobre los microorganismos y su importancia.

Consigue tus entradas al museo en su página oficial.

Paseo por los canales en barco

Canales Amsterdam

Una actividad que no puede faltar durante un viaje a Ámsterdam en subirse a un ferry o crucero y navegar por los diversos canales de la ciudad. Al fin y al cabo son pocas las ciudades en la que podrás conocer la ciudad tanto por vía terrestre como por vía marítima.

Tus niños se sentirán maravillados de poder realizar esta experiencia y seguramente tú también lo disfrutarás.

Recomiendo que combines esta actividad con otras como caminar por la Plaza Dam y alrededores, de esa manera el paseo en barco ayudará a que tus niños descansen y tengas energías para seguir recorriendo la ciudad.

Revisa la disponibilidad de los paseos en barco aquí.

Visitar la casa de Ana Frank

Debo adminitir que la casa de Ana Frank no es lugar “divertido” para visitar con niños pero si viajas con adolescentes y niños mayores de 8 años ten la seguridad que visitar este lugar les servirá como lección de vida para apreciar un poco de la vida de Ana Frank y la situación en la que vivió durante la II Guerra Mundial.

Visitar la casa más estrecha de Ámsterdam

La Casa ubicada en Singel 7 es considerada como la casa más estrecha de Ámsterdam, con un ancho ligeramente mayor a un metro.

Tiene el tamaño perfecto para ingresar con el estómago vacío.

Antiguamente el pago de impuestos en Ámsterdam estaba en función al ancho de las casas así que ya te podrás imaginar quién pagaba menos impuestos durante esa época.

Vista el Ámsterdam Duck Store

Todos hemos visto alguna vez un pato de hule, ese típico artículo con los que juegan los niños en la bañera. Bueno, Ámsterdam ha llevado a este juguete a otro nivel, creando todo tipo de diseños.

Por ejemplo, encontrarás patitos de hule con apariencia de la Estatua de la Libertad, un unicornio, un pirata, un chef y más de 20 diseños diferentes.

No hay duda de que es un lugar divertido para visitar con niños.

Conoce todos sus diseños en la página oficial de la tienda.