Turismo Sostenible

Turismo Sostenible

¿Alguna vez has escuchado a tus abuelos hablar de lo precioso que era un lugar en su juventud pero ahora ya no existe?

Con la creciente y alarmante utilización de los recursos naturales se escucha con más frecuencia del turismo sostenible debido a la importancia que toma a la hora de cuidar el planeta y más específicamente del destino turístico que estamos visitando.

Es hora de dejar de lado la idea de que el planeta siempre va a estar aquí para nosotros y empecemos a prestarle atención a los gritos que nos da el mundo con el cambio climático para comenzar a practicar el turismo sustentable para el desarrollo y conservación del mundo en que vivimos.

Cada uno de nosotros aportamos al planeta con las cosas que hacemos o dejamos de hacer, tampoco hay que ver esto como una reprimenda para que no viajemos, por el contrario, puedes empezar a hacer turismo sostenible con llevar tu basura contigo durante tu viaje hasta que encuentres un tacho donde depositarla.

Son esas pequeñas acciones las que van aportando granos de arena que llevarán a grandes cambios en la forma como viajamos.

Para hablar de turismo y sostenibilidad mejor empecemos a hablar sobre qué son los recursos naturales y cómo se clasifican.

Recursos Naturales

Los recursos naturales son elementos presentes en el planeta tierra que vienen a ser utilizados por el hombre para su beneficio propio.

Es fácil de diferenciar de otro tipos de recursos porque no pueden ser creados por el hombre, a pesar de ello, pueden ser comercializados o transformados para sacar beneficio de estos y para satisfacer las necesidad de la población.

Aquí estamos hablando de la flora y fauna así como de las fuerzas de la naturaleza.

La utilización de los recursos naturales en el turismo sostenible y el turismo en general está abocada a la generación de servicios que complementen la experiencia de los turistas.

Como ejemplo tenemos a los animales y vegetales necesarios para cocinar la alimentación de los visitantes, la madera utilizada para las camas de los hoteles donde se hospedan los turistas

Incluso están presente en una de las cosas que nos puede parecer más comunes, la ropa que usamos para viajar.

Hay que tener en cuenta que mientras más escaso sea uno de estos recursos más caros se volverán e incluso puede que se impongan leyes para su conservación.

Es por eso que es el deber de cada uno saber cuáles son los recursos naturales y sacar el máximo provecho con la menos cantidad de recursos naturales que sea posible tanto cuando se está de viaje como cuando se está en su casa.

Clases de recursos naturales

Los recursos naturales se dividen en dos tipos, renovables y renovables:

Recursos naturales renovables

Son aquellos elementos que se pueden regenerar luego de su uso a una tasa lo suficientemente rápida como para que no tengamos que preocuparnos por su uso, al menos esa ha sido la forma como se ha estado viendo a los recursos naturales.

Con el crecimiento exponencial de la población y la falta de educación en temas de sostenibilidad hay recursos de este tipo que tienen que ser más cuidados para evitar que dejen de ser renovables.

Como ejemplo tenemos a la madera cuyo uso excesivo ha hecho que la deforestación supere en gran medida a la plantación de nuevos árboles.

Un caso más evidente es la veda de algunos productos marinos en temporadas de apareamiento, junto con charlas y capacitaciones a los pescaderos para que respeten los tamaños mínimos para su extracción.

Otros ejemplos de recursos renovables son el aire, el agua, los biocombustibles y la energía solar.

Recursos naturales no renovables

Con solo oír su nombre te puedes dar cuenta que estos recursos no vuelven a ser producidos y en caso lo hagan lo hacen a un ritmo demasiado lento para la cantidad que se requiere a cada momento.

Puede ser desde unos años como el guano hasta miles de año como el petróleo y el gas.

Entre los ejemplos de recursos no renovables se tiene a los minerales, combustibles fósiles, energía nuclear como los más importantes para la economía de cualquier país.

¿Qué es el turismo sostenible?

Turismo sostenible significa realizar las actividades turísticas que ya venimos realizando teniendo en cuenta el impacto que estas tienen en los recursos naturales y en la comunidad con la que estemos interactuando.

En otras palabras, lo que se busca es hacer sustentable al turismo en cada uno de sus pilares a lo largo del tiempo.

¿Cómo se hace turismo sostenible?

Independientemente de si somos viajeros, turistas, mochileros, guías de viaje o integrantes de una comunidad, todos debemos participar para lograr el turismo sostenible.

Para eso se debe de realizar las siguientes acciones:

Uso eficiente de los recursos naturales

Si bien estos recursos están en la naturaleza no significa que podamos hacer con ellos lo que nos plazca cada vez que queramos.

Hay que procurar optimizar su uso para no caer en el exceso, de esta manera aseguras la continuidad de recursos para las siguientes generaciones.

Las acciones no tienen que ser titánicas para cuidar los recursos de la naturaleza, basta con que realices acciones sencillas en el día a día como:

  • Asegurarte de cerrar bien la llave del agua
  • Apagar las luces cada vez que sales de la habitación
  • No botar la basura al piso
  • Comprar la ropa por necesidad en lugar de por vanidad, entre otras cosas.

Demostrar responsabilidad social

Por más redundante o innecesario que lo puedas creer, es necesario el respeto propio hacia nosotros mismos para poder enseñar y dar el ejemplo de respeto a la población donde habitas.

En el ámbito de la sostenibilidad se lleva ese respeto hacia cualquier comunidad que visites pero eso no acaba ahí, sino también se debe tener en cuenta las acciones que hacemos o dejamos de hacer en presencia de esa comunidad

¿Respetaremos sus costumbres? ¿Nos burlaremos de ellos?

Pilares del turismo sostenible

No se puede decir que hacemos turismo sostenible si no tenemos idea de los aspectos que son la base del turismo sostenible.

Muchas veces nos preocupamos solo por el beneficio económico dejando de lado el resto.

Aunque esa corriente pudo haber funcionado años atrás no estamos para darnos ese “lujo”.

Pilar Económico

Obviamente una actividad no puede sobrevivir sin una fuente de ingresos y el turismo sostenible no es la excepción.

Aquí consideramos los ingresos que se tiene por la visita de habitantes del mismo país en el que se encuentra el lugar a visitar, llamado turismo interno.

Y se suma a los ingresos producidos por los extranjeros que visitan el país para conocer ese lugar y posiblemente otros más, a eso se le conoce como turismo externo.

Gracias al turismo sostenible se generan varios puestos de trabajo, lo que beneficia a la sociedad, a grandes rasgos se dividen en dos tipos.

  • Empleo directo: Puestos de trabajos que dependen básicamente del turismo para sobrevivir. Por ejemplo, agencias de turismo, guías turísticos, auxiliares de vuelo, aerolíneas, páginas webs de reservas.
  • Empleo Indirecto: Son aquellos trabajos que ya existen en el lugar pero que se ven beneficiados por una mayor demanda de sus productos o servicios a causa de la llegada de turistas. Aquí tenemos a los taxis, actividades culturales, restaurantes, servicios de movilidad, entre otros.

No todo es color de rosa, también hay aspectos negativos que deben ser conocidos a la hora de hablar del pilar económico del turismo sostenible.

  • Estacionalidad: Se logra el mayor beneficio durante unas pocas semanas o meses mientras el resto del año no se cuenta con un nivel de ingresos comparables a la temporada alta, esto también implica reducción de los puestos de trabajo durante la temporada baja.
  • Infraestructura: No basta con tener un lugar bonito para visitar, por más atractivo que sea no se hará conocido si no se invierte en vías que te permitan acceder al atractivo turístico. También se debe contar con los medios de transporte para poder visitarlo, estos muchas veces pueden ser suplidos por los operadores turísticos pero su campo de acción será limitado siempre y cuando no se cuente con inversión del Estado y otras entidades.
  • Monocultivo del turismo: No hay nada peor que una comunidad dependa solo del turismo para sobrevivir más aún cuando en un inicio se dedicaban a otras actividades ajenas al de promocionar el lugar que habitan. Si bien el turismo es una fuente de ingreso no debe por qué ser la única en especial cuando he explicado que uno de los problemas es la estacionalidad.

Pilar Social

A pesar de que somos billones de personas en el mundo, cada una con una forma única de ver el mundo, parece que solemos olvidarnos de eso.

El hecho de que cada uno sea distinto debería llevarnos a pensar que hay billones de formas distintas en la que uno se puede sentir cuando recibe la visita de personas que no conoce, así sea de tu mismo país.

Antes de convertir un lugar en patrimonio turístico se tiene que estar seguro de que las comunidades se encuentran a gusto con el turismo, esto es especialmente importante en lugares donde la interacción con personas de fuera de la comunidad es mínimo.

Si no se tiene cuidado se pueden originar conflictos sociales que afecten a la industria del turismo ocasionando grandes pérdidas económicas pero por sobre todo los más afectados serán los turistas.

Es debido a ello que para hacer sustentable es turismo es imprescindible medir el semáforo social antes de ponerse a promocionar un destino y estar abiertos a mesas de diálogo en caso se sientan amenazadas las costumbres o sientan molestias en su forma de vivir luego de que inicia el turismo.

Hay que tener esto en cuenta incluso en los lugares más recónditos ya que puede que para ti resulte el lugar más difícil de llegar pero eso no quita que sea el hogar de muchas familias desde hace varios o cientos de años.

Pilar Ambiental

Por último pero no menos importante es el aspecto ambiental. ¿Te imaginas que de la noche a la mañana lleguen varias personas a visitar tu casa? ¿Qué pasaría?

Estas personas van a tener que comer, por lo que se deberá comprar más comida de la que siempre se cocina y por ende habrá más basura que botar.

Si se quedan a dormir seguramente se bañarán así que se consumirá más agua y energía ¿ves por dónde voy?

Si tu casa fuera la comunidad y los turistas los visitantes, verías que afectan el ambiente en:

  • Producción de residuos: Por más que no queramos nuestra presencia genera residuos, se pueden clasificar de distintas formas pero el punto es que debemos minimizarlos cada vez que podamos. Por ejemplo, si tienes una botella y has bebederos en la zona no hace faltes que compres una nueva botella, puedes reutilizar la que ya tienes.
  • Consumo de recursos naturales: Cuando te transportas a cada atractivo turístico se necesita algún tipo de combustible, incluso si te vas caminando necesitas de comer algo para que puedas las tener energías suficientes para llegar. Claro está que cada uno contamina distintos, como te imaginarás caminar tiene una menor huella de carbono que si te vas en un vehículo a combustible. También hay que tener en cuenta otros recursos naturales como el agua que bebemos y la que se utiliza en los distintos procesos productivos para generar las cosas que necesitamos.
  • Pérdida de la biodiversidad: Si no se cuida la naturaleza, cada vez iremos perdiendo más y más de nuestros ecosistemas. Puede que quieras hacer un hotel exclusivo en el corazón de la selva y tengas que talar árboles pero ¿qué haces para recuperar la flora que retiraste de su entorno? No solo eso, en esos árboles habitaban aves que ahora han quedado sin hogar. Además, si un lugar es visitado muchas veces se  requiere de cierto control para evitar la degradación del paisaje.

Beneficios del turismo sostenible

Luego de que conozcas estos beneficios te darás cuenta de por qué es importante el turismo sostenible y la urgencia con que deba ser practicado por toda la sociedad.

  • Ayuda a que las personas puedan regresar al lugar que visitaron luego de unos años y ver como los atractivos turísticos se encuentran en un estado de conservación igual o mejor a la última vez que fueron.
  • Asegura la conservación de los destinos turísticos para que puedan ver visitados por futuras generaciones.
  • Incrementa las fuentes de ingresos de los lugares donde se practica el turismo sostenible al contar con una fuente de ingresos adicionales a las actividades económicas que ya se venían realizando anteriormente.
  • Se logra alcanzar un punto de equilibrio entre los ingresos económicos generados por el turismo y el costo de conservar y proteger los recursos naturales y a las comunidades.
  • Mejora el sentido de permanencia de las comunidades hacia su cultura e historia.