roma en pareja

Qué hacer en Roma en pareja

Roma es un lugar ideal para parejas, no solo encontrarás actividades románticas, sino algunas otras divertidas e incluso macabras.

Si estás leyendo este artículo porque buscas cosas románticas que hacer en Roma, aquí encontrarás eso y mucho más.

Como debes saber, en una relación se debe combinar todo tipo de actividades para que la relación no se vuelva monótono, es por eso que en este post encontrarás actividades alternativas que puedes hacer con tu pareja en Roma.

Roma, al ser una de las principales ciudades de Europa, es común que encuentres algunas actividades que estén fuera de tu presupuesto, especialmente si eres una pareja de mochileros viajando por Roma.

Es por esa razón que te podría convenir incluir actividades gratuitas y de bajo costo que encontrarás en la guía de viaje por Roma.

En dicha guía gratuita también encontrarás información sobre cómo moverte por Roma, dónde dormir, excursiones y mucho más.

Continúa leyendo para saber qué cosas hacer con tu pareja hoy en Roma.

Colocar un candado en Ponte Milvio

Si has leído el libro “Tengo ganas de tí” reconocerás este puente.

Luego del éxito que tuvo el libro, el puente Milvio se convirtió en un lugar frecuentado por personas de todo el mundo que visitaban este puente para colocar un candado en el puente y arrojar la llave al río Tiber como señal de amor eterno.

Desafortunadamente si aún no colocaste tu candado ya no podrás hacerlo porque fue prohibido en el 2012. Sin embargo, aún vale la pena visitar este lugar con tu pareja.

Visitar el barrio de Trastevere

trastevere roma

Conocido como el barrio bohemio, en Trastevere encontrarás hermosos restaurantes con terraza para almorzar con tu pareja, además de pequeñas tiendas ubicadas en las pequeñas calles de este barrio encantador.

Incluso si no tienes pensado almorzar en este barrio, es perfecto para recorrerlo caminando para finalizar tu viaje descansando en la Piazza di Santa María.

Una buena forma de conocer este barrio es a través de un tour gastronómico.

Mete la mano en la Boca de la Verdad

boca de la verdad

La Bocca della Verità (en español, Boca de la Verdad) es una escultura que, según la leyenda, muerde la mano de aquellas personas que mientes.

Así que si quieres saber qué tan sincera es tu pareja solo tienes que hacerle una pregunta mientras que tu pareja tiene la mano dentro de la Boca de la Verdad (al menos eso cuenta la leyenda).

Es fácil llegar hasta allá, solo tienes que dirigirte a la Piazza della Bocca della Verità.

Visitar el Castillo de Sant’Angelo

castillo sant angelo

El Castillo de Sant’Angelo, inicialmente construido como mausoleo, se encuentra tan cerca de la Ciudad del Vaticano que cuenta con un pasadizo que lo une con dicho país para que el Papa pueda huir en caso de emergencia.

Claro que ese pasadizo ya no se usa para ese fin, al fin y al cabo se construyó en una época bélica.

Lo mejor que puedes ver en el Castillo, además de la vista a Ciudad del Vaticano, es la Residencia Papal y la colección de armas.

Agenda tu visita al castillo aquí.

Visitar las Catacumbas de San Calixto

No a todas las parejas les gustan las actividades románticas, al menos no todo el tiempo, en ese caso te propongo una experiencia que te ponga los pelos de punta.

Me refiero a visitar las Catacumbas de San Calixto, un cementerio romano del siglo III d.C., el cual incluye una zona donde están enterrados varios Papas de la antigüedad.

Esta es sin duda una actividad que pocas parejas realizan durante su visita a Roma.

Viajar en un crucero romántico

crucero romantico roma

En mi opinión personal, hay pocas cosas más románticas que una cena en un crucero.

Para ello necesitaremos primero un río, en este caso navegaremos en el río de Roma (río Tíber).

Ahora le añadiremos el encanto natural que tiene Roma durante la noche y música en vivo para que la experiencia sea inolvidable.

Puedes reservar tu crucero romántico con cena incluida aquí.

Degusta vinos

En Italia se encuentran algunos de los mejores vinos del mundo y si estás visitando Roma no puedes dejar pasar la oportunidad de degustar vinos.

No te conformes con comprar con un vino económico que vale unos pocos euros en cualquier supermercado cuando puedes probar mejores vinos.

Si tomas vino pero nunca has aprendido como catarlos te recomiendo que realices un tour acompañado de un sumiller que te enseñará como catar los vinos italianos.

Reserva tu degustación de vinos aquí.

Asiste a un concierto de ópera

La ópera es un género musical que se ha vuelto más escaso con el paso del tiempo, haciendo que haya cada vez menos conciertos de ópera a los que puedes asistir.

Este género musical nació en Italia y ha tenido grandes exponentes italianos como Luciano Pavarotti.

Como te podrás imaginar, son pocas las parejas que pueden decir que han asistido a un concierto de ópera.

No te mentiré, mayoría de espectáculos de ópera son costosos, el precio ha sido un factor que haya hecho que la cantidad de personas que asisten a la ópera disminuya.

Aquí encontrarás un concierto de ópera con buena relación precio – calidad al que puedes asistir con tu pareja.

Realizar un picnic en el Parque Villa Borghese

villa borghese

Cuando visites Roma te darás cuenta que tendrás que caminar bastante, incluso si usas el transporte público, así que en algún momento del día tú y tu pareja tendrán que sentarse un momento y descansar.

Anteriormente mencioné que una opción era descansar en el barrio de Trastevere, pues ese no es el único lugar en el que vale la pena descansar antes de continuar recorriendo Roma.

El Parque Villa Borguese es uno de los más grandes de Roma y uno de los más hermosos de la ciudad.

Se trata del lugar ideal para sentarte a descansar mientras disfrutas de un bocadillo mientras recuperas energías.

Visitar las Termas de Caracalla

A pesar de los restos arqueológicos que encontramos en la ciudad de Roma, resulta difícil imaginar cómo era la vida en la época del Imperio Romano.

En la actualidad solo podemos pasear por estos lugares e imaginar cómo era la vida cotidiana.

Por ejemplo, me pregunto si los romanos iban a las aguas termales a relajarse con sus parejas de la misma forma en que nosotros visitamos un sauna o un spa.

De cualquier forma, podemos visitar las Termas de Caracalla para imaginarnos cómo se relajaban los romanos.