Miedos que impiden viajar

Miedos que impiden viajar

En lo personal me sorprendente como hay personas que aman viajar mientras que hay otras que les da terror.

No digo que quedarse en casa sea malo, al fin y al cabo, hay muchas cosas que puedes hacer ahí o dentro de tu propia ciudad pero te estarías privando de la oportunidad de conocer lugares nuevos, otras personas, interactuar con otras culturas.

La primera vez que pensé en viajar me atormentaba el “¿Y si?”. ¿Y si no me dan la visa? ¿Y si me pierdo? ¿Y si me falta dinero?

Muchas de esas dudas se esfumaron cuando subí al avión y las demás interrogantes se desvanecieron durante mi viaje. Lo que importa es que seas feliz y no pases tu viaje con preocupaciones.

Con esta guía espero que puedas reconocer los miedos que impiden que viajes y cómo superarlos.´

Ya verás como esos miedos solo se trataban de excusas y enunciados que te impedían disfrutar una nueva experiencia.

No tener dinero suficiente

¿Cuántas veces habré escuchado decir a otras personas que viajar es caro? La verdad es que es imposible viajar gratis pero es posible reducir los gastos en su máxima expresión.

A esto hay que sumar el estándar que esperas tener durante tu viaje ya que si piensas viajar en primera clase, alojarte en un hotel 5 estrellas y realizar las actividades netamente con agencias de viaje… pues déjame decirte que vas a necesitar una gran suma de dinero.

En cambio, si quieres ahorrar dinero durante tu viaje hay distintas formas de lograr ese cometido.

Por ejemplo, obtener una mejora de asiento gratis te permitirá viajar en clase Premium Economy o en primera clase. En lo que respecta a alojamiento, si viajas solo podrías alojarte en un hostel.

Habiendo dicho eso espero que hayas comprendido que viajar puede ser tan caro o económico como tú decidas.

Sin embargo, en caso tengas deudas te recomiendo que aprendas las formas de ahorrar antes de viajar. De esa manera disminuyes tus deudas al mismo tiempo que vas guardando dinero para tu próximo viaje.

Miedo a los aviones

Desde pequeño me sorprendía ver a las aves volar pero de ahí a descubrir que los humanos podemos volar en aviones me causaba muchas dudas y temores.

En mi caso, soy Ingeniero así que en lo que respecta a la parte técnica no me queda duda de que tan seguros que son las aviones, sin embargo, siempre da un poco de miedo la primera vez que te subes a un avión y éste comienza a despegar.

Muchas veces basta con esperar a que el avión haya despegado para que te tranquilices pero hay otras personas que necesitan saber cómo superar el miedo a volar en avión.

Claro que viajar en avión no es la única forma de desplazarse de un lugar a otro, hay otros medios de transporte alternativas que puedes realizar por vía terrestre, fluvial o marítima dependiendo del lugar al que viajes.

Donde tendrás mayor cantidad de opciones es cuando quieras desplazarse dentro de Europa, ¡Incluso tienen rutas para ciclistas!

Ser estafado

Hay algo que es casi imposible de ocultar a menos que uses lentes oscuros, se trata de tu cara de turista. Tu mirada, tu forma de actuar, tu forma de vestir e incluso tu apariencia física pueden delatar que no eres de la zona.

En algunos destinos, especialmente en los lugares turísticos, podrás toparte con personas que quieran aprovecharse de los turistas.

Con esto no quiero decir necesariamente que te van a robar pero sí usarán alguna técnica o treta para que les des algo de dinero sin que te des cuenta que te están engañando.

Para que eso no pase te recomiendo conocer cuáles son las principales estafas y cómo evitarlas. Sabiendo eso será muy difícil que una persona logre estafarte durante tu viaje.

Tener mucho trabajo

Trabajo, trabajo y trabajo. ¿Conoces a alguien que solo piense en trabajar?

Al inicio de mi vida laboral, mucho antes de dedicarme a viajar, estuve casi dos años sin salir de vacaciones. Y digo casi porque faltando un mes y una semana para cumplir los dos años de trabajo fui “invitado” por la compañía para tomar un mes de vacaciones.

La verdad es que yo esperaba acumular vacaciones para tener un viaje largo pero hay otras personas que no salen de vacaciones porque no tienen una vida fuera del horario de oficina.

Si algo me ha enseñado la vida es que el trabajo nunca termina sin importar a la hora que salgas de la oficina, al día siguiente siempre habrá trabajo que hacer.

Es por eso que hay que saber cuándo es momento de hacer una pausa y aprender a reconocer las señales que indican que necesitas viajar.

No tener con quién viajar

La simple idea de viajar solo (o sola) es algo aterrador, al menos la primera vez. Si te alojas en hostels durante tus viajes te sorprenderá la cantidad de personas que viajan solas, tanto hombres como mujeres.

En el aspecto económico, viajar solo puede llegar a ser mucho más barato que viajar acompañado.

Además, tener en cuenta que viajar solo no quiere decir que estarás solo durante todo el viaje.

Para entender más sobre este tema es necesario que conozcas las ventajas y desventajas de viajar solo.

No conocer el idioma

¿Cómo podré comunicarme si no conozco el idioma del lugar? ¿Cómo pediré ayuda a otras personas? Estas son preguntas típicas que nos hacemos cuando pensamos en visitar un lugar que habla un idioma distinto al nuestro.

Si estuviéramos en el año 2000 te diría que tu miedo es justificado pero el avance tecnológico es tan grande que tenemos la solución al alcance de nuestras manos. Sí, estoy hablando de tu celular.

En tu Smartphone puedes descargar aplicaciones de traducción de idiomas – como Google Translate – que hagan la comunicación mucho más fluida cuando te encuentres en el extranjero.

Claro que nunca está de más conocer qué idiomas necesitas para viajar.

Tener miedo a enfermarse

No es lo mismo enfermarse en tu ciudad, donde tienes un seguro médico y personas cercanas que se preocupen por tu estado de salud, que enfermarse en el extranjero, donde no tienes quien te ayude.

Uno se puede enfermar en cualquier momento pero hay algunas cosas que sí están en nuestro control como vacunarnos antes de viajar, evitar tener contacto con personas enfermas y contar con un seguro de viajes que cubra accidentes y atención hospitalaria.

Los seguros de viaje, aunque pueden parecer un costo extra innecesario, te permitirán ahorrar gran cantidad de dinero si llegas a utilizarlos.

Nadie quiere enfermarse pero es mejor prevenir antes que lamentar.

Ideas preconcebidas

Las personas de ese país actúan así. En ese lugar roban. Esas personas son muy serias. ¿Te parecen conocidos esos enunciados?

Las películas, noticias y televisión nos brindan una idea de cómo son las personas en otros países e incluso en otras ciudades de nuestro país.

Pues, me gustaría decir que la imagen que proyectan los medios de comunicación son 100% correctas pero no puedes estar seguro de eso hasta que estás en contacto con esas culturas.

Por ejemplo, yo tenía la idea de que Rusia era un país con personas extremadamente serias pero luego de haber visitado 4 ciudades rusas puedo decir que hay rusos tan amables como los latinos.

Ni qué decir de lo hermosas y tranquilas que son las ciudades rusas.

En conclusión, no dejes que los medios de comunicación te digan cómo es un lugar, conócelo tú mismo y déjate sorprender.

Miedo a lo desconocido

Estamos tan acostumbrados a nuestra rutina que no nos imaginamos haciendo otra cosa.

Eso no solo evita que viajemos sino también nos impide hacer otras cosas por nuestra vida como probar un nuevo restaurante, hacer nuevos amigos e incluso comenzar un emprendimiento.

Salir de la zona de confort no es sencillo pero sí necesario para conocer nuevas realidades y ampliar nuestra mente.

Para el caso puntual de los viajes, ellos son la oportunidad de descubrir un mundo nuevo, forjar nuevas amistades e incluso puede servir como fuente de inspiración para escribir libros, desarrollar productos, encontrarse con uno mismo, etc.

La edad

Lo curioso con la edad es que hay quienes consideran que están muy viejos para viajar o que son muy jóvenes para hacerlo. Entonces, ¿quién tiene la razón?

Cuando eres joven tienes poco dinero y muchas energías, conforme vas envejeciendo adquieres dinero pero tus fuerzas van disminuyendo.

Bajo ese esquema podría decirse que nunca es buen momento para viajar o puedes darle vuelta a la situación y decir que siempre es buen momento para viajar, ya sea que quieras viajar durante la tercera edad o cuando eres joven.

Como has leído anteriormente, hay formas de viajar con poco dinero así que no tienes excusa.

Nunca haber viajado

Quizás el miedo más grande es el de realizar el primer viaje. Ya que no tienes experiencia nos sabes qué esperar ni qué hacer.

Piensa en positivo, el primer viaje nunca se olvida. Además, si tienes dudas puedes revisar este checklist de viaje.